Font Size » Large | Small


Por Jan Mathews

Jan and Steve Mathews

Jan y Steve Mathews

Nos llamamos una familia “mezclada”, pero en realidad, el desarrollo de las relaciones que nos hacen “sentir” como familia nos está llevando mucho tiempo. Es como cocinar un estofado a fuego lento. Steve y yo sabíamos que el Señor nos había unido, casi desde el día en que nos conocimos en un retiro pastoral de la región central en Branson, Missouri. Yo había sido soltera por 12 años después de la muerte de mi esposo. Steve había sido soltero por ocho años después de la separación dolorosa de su familia. Ninguno de los dos habíamos salido con otra persona después de la pérdida de nuestros esposos, y los dos estábamos sirviendo a Dios en ministerio. A menudo nos referimos a nuestra unión como algo “de repente” – uno de esos momentos en que Dios hace algo totalmente inesperado. El 16 de febrero, 2013, Steve y yo celebramos un día de la boda hermoso. ¡Estábamos tan animados!

Read in English

Por maravilloso que esto suena, enfrentamos muchos desafíos. Steve tenía cuatro hijos adultos de 19 a 27 años de edad, cinco si incluimos a Jessica, su querida nuera que considera como hija. Ellos no me conocieron para nada y no sabían cómo este matrimonio iba a impactar sus vidas ni su relación con su padre. Ahora cuando miro las fotos de nuestra boda, reconozco con gratitud la gentileza que mostraron mientras nos posamos, sonrientes, para las fotos. Ellos honraron a su padre ese día, y me honraron a mí a pesar de las preocupaciones que debían haber sentido.

Para mí, casarme con Steve significaba dejar mi hogar, familia, e iglesia en Cedar Rapids, Iowa, y unirme a él en ministerio en Journey Church en Loves Park, Illinois. Me encontré en una ciudad desconocida y en una iglesia desconocida (aunque me recibieron con brazos abiertos). Pero aún más significante, me encontré en una familia desconocida. Ojalá pudiera haber entendido mejor lo que los niños estaban sintiendo también.

Nunca me olvidaré de nuestra primera navidad. ¡Cielos! Me sentí como un pez fuera del agua. En el transcurso de los años como papá soltero, Steve y los chicos habían desarrollado tradiciones que tenían profundo significado para ellos, pero no eran mis tradiciones. Parecía como si debería haberme sentido gozosa de participar, pero en honestidad, fue doloroso. No tenía historia con ellos como familia y ellos no tenían historia conmigo, aunque Steve intentó hacer que todo estuviera bien para todos nosotros.

The Mathews family at the wedding: (left to right) Benjamin, Jonathan, Jan, Steve, Lindsay, Jessica (Joey’s wife), and Joey

La familia Matthews a la boda: (de la izquierda a la derecha) Benjamin, Jonathan, Jan, Steve, Lindsay, Jessica (la esposa de Joey), Joey.

Por supuesto, si Steve fuese honesto, seguro que también diría que fue un camino duro para él durante los primeros años. El hizo lo mejor posible para navegar su rol como padre y como mi nuevo esposo. No importa si los niños son pequeños o grandes, es un cambio de vida significante para todos cuando un padre introduce a una persona nueva a la familia.

Creo que es importante notar que los hijos de Steve tienen una mamá que les ama y que mi rol en sus vidas es muy diferente a lo de ella. De hecho, yo sé que cuanto mejor está la relación entre ellos y su madre, mejor será entre ellos y yo. He visto algunas situaciones en que el(la) esposo(a) nuevo(a) necesita actuar como padre/madre. Pero nuestra situación no es así.

The Mathews gather for Christmas (2014)

Los Matthews se reúnen para la Navidad (2014)

Mirando hacía atrás, nos damos cuenta que podíamos haber hecho mucho mejor en como los chicos me conocieron. Después de conocernos, la relación entre Steve y yo se desenvolvió rápidamente (¡cosa que Steve siempre había enseñado a sus hijos que no hicieran!). Yo había conocido a su hijo Jonathan a través de amigos mutuos de la Biblia Abierta pero los otros no sabían nada acerca de mi ni en qué dirección iba nuestra relación cuando yo entré en su casa el Día de Acción de Gracias. Toda la familia Mathews estaba allí – los niños, sus primos, los tíos y tías – y yo conocí a todos de golpe. ¡Híjole! Hubiéramos honrado más a sus hijos si hubiesen tenido la oportunidad de conocerme primero. Hablando acerca de esto ahora, nos damos cuenta que fue un desafío para ellos.

Otra experiencia de aprendizaje se centró en las visitas a casa de Jonathan cuando estaba en la universidad. A menudo yo animaba a él y a Steve hacer cosas juntos sin mi. Pensé que los niños necesitaban tiempo con su papá y que era importante para ellos y Steve. Irónicamente, Jonathan luego me dijo que aunque agradecía mis buenas intenciones, él empezó a pensar que tal vez yo no quería estar con ellos. Es interesante ahora mirar hacia atrás y hablar acerca de algunas de estas cosas.

Otro incidente difícil ocurrió cuando el papá de Steve falleció unos seis meses después de casarnos. Los Mathews son una familia muy unida. Mientras los chicos experimentaban esta pérdida, yo sabía que tenía que hacerme de un lado un poco. No me necesitaban a mi, necesitaban a su papá. Recuerdo cuando estaba sentada en el funerario mientras lamentaron juntos, casi me sentía celosa. Me encantó ver la profundad del amor que mi esposo tenía con sus hijos y como ellos le amaban y admiraban. Suena raro, pero como nunca había tenido hijos propios, me hice cada vez más consciente de lo que había perdido.

El año pasado encontramos un currículum de ocho semanas que se llama La Familia Postiza Inteligente (The Smart Stepfamily), por Ron L. Deal. Tenía muchas ganas de leer el libro y estudiar la serie. Había llegado a darme cuenta de lo inadecuado que yo me sentía en mi rol nuevo. Steve y yo estábamos emocionados para aprender acerca de este ministerio, por tanto decidimos liderar un grupo. Las sesiones de grupo nos han iluminado mientras compartimos historias y aprendemos juntos. Como todas las otras parejas del grupo, nos hubiera gustado tener este conocimiento desde el principio de nuestra trayectoria juntos.

Más significante para mi fue la comprensión que somos normales, y tal vez andamos mejor que lo que habíamos pensado. Ninguno de nosotros podemos cambiar lo que ya hemos hecho hasta ahora, pero podemos andar mejor y compartir lo que hemos aprendido con otros.

Incluso tuvimos una maestra del quinto grado que quiso participar en el grupo aunque ella no forma parte de una familia mezclada. Ella se apuntó porque quería entrenamiento en cómo ayudar a los alumnos de familias postizas/mezcladas. Esa maestra compartió con nosotros lo difícil que son los días lunes para los niños que van de una casa a otra entre sus padres. Ella es una bendición grande al grupo – un recordatorio que todos están afectados de alguna manera por las familias mezcladas y que todos pueden ayudar si se esfuercen por entender.

Gracias a Dios, yo sé quien soy en Cristo. Me levanto temprano todos los días y paso tiempo con el Señor, en su Palabra y oración. Tengo Salmo 3:3 puesto donde lo puede ver a menudo: Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria y el que levanta mi cabeza. Otra fuente de fuerza y ánimo viene del tiempo que Steve y yo pasamos juntos en devocionales y oración todos los días. Además, mi esposo es muy edificante y alentador tanto públicamente como en privado. El expresa su amor por todos nosotros abiertamente.

Unir una familia es un proceso. Lleva tiempo y paciencia, como un estofado sabroso, cocinado a fuego lento. Requiere gracia, aceptación, paciencia, y un deseo genuino de esforzarse. Esto ha sido un camino que me ha hecho sentir humilde y a veces sola, pero estoy agradecida por el varón noble con el cual me casé y por los individuos únicos y especiales que son sus hijos. Podía haber tratado mejor con este proceso de tantas maneras, pero ellos han seguido mostrando gracia y les aprecio a todos.
Steve y yo estamos mudándonos a Des Moines para que él empiece su nuevo papel en la Región Central, entonces hemos pasado el batón a otros líderes de nuestra iglesia. Pero no se vayan, porque aún hay más. Este ministerio puede aparecer otra vez en Des Moines. Simplemente es demasiado valioso para no compartirlo.

*Para más información acerca de la serie La Familia Postiza Inteligente (The Smart Stepfamily) vaya al: www.smartstepfamilies.com





Mathews-authorboxJan Mathews es una especialista en la terapia de luto, licenciada con la Biblia Abierta y Leadership Breakthru. Ella trabajó con un hospicio por más de diez años. Ella es una persona que sigue aprendiendo durante toda la vida y tiene su licenciatura en trabajo social y su Master de Divinidad en asesoramiento bíblico. Sus prioridades principales son la salud, bienestar, y aliento de mujeres. Desde someterse a tratamiento por cáncer del seno en 2007, Jan ha corrido dos maratones completos.

About The Author

Message
Open Bible's Publication Since 1920

Since 1920, Message of the Open Bible has been a medium to celebrate all the wonderful things God is doing through His people in Open Bible Churches – from personal testimonies, to news-related stories, to inspirational articles by quality authors.