Font Size » Large | Small


INSTE se trata de transformación y no solo información. Este dicho se ve claramente en el ministerio de Charlie Burns. Después de ver el documental “Una Nueva Esperanza”, sobre la obra del Seminario de New Orleans en Angola, una prisión infame del estado de Louisiana, Charlie recibió una visión de empezar un Seminario Bíblico en la prisión donde había estado sirviendo como voluntario. Charlie nunca había escuchado de INSTE, pero cuando encontró el programa se dio cuenta de que era perfecto para lo que quería hacer.

Charlie Burns

Charlie empezó en 2010 con ocho presos en una prisión de máxima seguridad. Aunque había mucha oposición de parte de algunos miembros del personal de la prisión, sabía que Dios le había llamado a ofrecer cursos de la Biblia para los presos. Cuando contó a los hombres de su grupo acerca de la visión que el Señor le había dado, los hombres le respondieron, ¡“hemos estado orando por cinco años que alguien empezara un Seminario Bíblico aquí”!

Desde el inicio, Dios ha provisto para este ministerio en maneras increíbles. Los presos sólo ganan dos dólares al día, entonces no pueden pagar por las clases. Más hombres querían empezar y no había suficiente dinero para cubrir las cuotas. Los hombres empezaron a orar y poco después un ministerio local escuchó de lo que estaban haciendo y decidió donar dinero en una manera consistente. Después una iglesia local en el área que tuvo un miembro en la prisión decidió pagar las cuotas para un grupo de INSTE entero. Charlie ha viajado a muchas diferentes iglesias compartiendo de lo que ha estado haciendo y ha recibido muchas donaciones para que más personas puedan estudiar en la prisión.

Cuando Charlie empezó en la prisión, retó a los presos de su grupo de encontrar una manera de servir a otros presos. No tenían muchas opciones, pero los hombres tuvieron una idea. Cuando los hombres llegan a la prisión por primera vez, muchas veces no tienen el apoyo de su familia o familiares y no tienen fondos para comprar productos para el cuidado personal. Los hombres del grupo de INSTE de Charlie empezaron a acercarse a los nuevo presos y preguntarles lo que les hacía falta. Usan su propio dinero para comprar jabón, champú, pasta de dientes y un cepillo de dientes para los que no tienen. En esta manera los hombres están mostrando el amor de Cristo en una forma práctica.

El año pasado el Señor movió el corazón de Charlie para ofrecer clases en español, pero no conocía a nadie que hablara español. Charlie y los miembros de su grupo empezaron a orar y después un pastor le llamó. El pastor conectó a Charlie con José, uno de los líderes de su iglesia. José se certificó como líder de grupo y empezó a dirigir grupos de INSTE en la prisión. ¡José ha hecho un trabajo maravilloso y está facilitando su tercera asignatura de INSTE!

Charlie dice que el material de INSTE ofrece oportunidades para que los estudiantes puedan aplicar lo que están aprendiendo inmediatamente. Por ejemplo, cuando estaban estudiando sobre el bautismo Charlie les preguntó, ¿cuántos de ustedes han sido bautizados? Ninguno levantó la mano. No se habían bautizado porque se habían convertido en la prisión y la capellana de la prisión, una católica, no pensó que deberían de bautizarse. Fue una batalla de nueve meses, pero hace dos años tuvieron su primer bautismo en la prisión. ¡Desde este tiempo, han bautizado a 38 hombres!

Charlie Burns con un amigo quien se convirtió a un cristiano mientras estaba en la prisión.

Charlie ha visto a Dios hacer cosas asombras en las vidas de algunos de los estudiantes. Un hombre que se llama Jorge es un asesino convicto. Por 17 años en la prisión era constantemente enojado y violento. Le enviaron a segregación muchísimas veces. Después de entregar su vida a Cristo, cambió completamente. Nunca ha vuelto a segregación y camina por la prisión sonriendo. Las guardias de la prisión le preguntaron a Charlie, ¿Qué le hiciste a este?

Un día Jorge habló con Charlie porque quería compartir el evangelio con su hermana que no conoce a Cristo. Charlie sintió del Espíritu Santo que no era su hermana, sino otra persona que necesitaba escuchar las Buenas Nuevas de parte de Jorge. Pocos días después, la hermana de Jorge no llegó a su visita. Pero otro prisionero que se llama Patricio se acercó a Jorge y le dijo, “Estoy en serios problemas, me voy al infierno”. Patricio también es un asesino convicto y Jorge le compartió de Cristo. Patricio recibió el mensaje y ahora está sirviendo a Dios apasionadamente. Ahora, ¡Patricio ama la Palabra de Dios y está estudiando INSTE!

Ha habido mucho fruto de este ministerio. Hasta hoy seis hombres se han graduado con su Certificado en Ministerio Cristiano (Primer Nivel) y tres de ellos han continuado al Programa del Diploma en Biblia y Teología (Segundo Nivel). El Señor sigue usando lo necio del mundo para avergonzar a los sabios y traer gloria a Si mismo (1 Cor. 1:27).

Por razones de seguridad, se han usado seudónimos para los nombres de ciertos individuos.

About The Author

Caleb is the Director of Communications and Online Services at Inste Bible College in Ankeny, Iowa.